Para que las Tecnologías de la Información puedan generar valor de negocio se exige innovar. La mayoría de los usuarios de hoy esperan capacidades en sus ordenadores que prácticamente ni se conocían en el año 2001. El acceso desde cualquier lugar y el empleo de ordenadores de múltiples formatos, el desarrollo de las redes sociales o la computación en la nube son solo unos pocos ejemplos de los tremendos cambios que se han producido en esta última década.

Windows 8 y Office 2013 son las dos versiones que más rápido se han vendido hasta ahora, debido a que se han rediseñado por completo para ofrecer estas y otras muchas capacidades nuevas orientadas a resolver las necesidades actuales. Bajo esta lógica, dado que el número de usuarios de versiones antiguas se reduce, el día 8 de abril de 2014 finalizará el soporte para Windows XP y Office 2003.