Algo que no es nuevo en los entornos corporativos son las ventajas que las soluciones de virtualización traen aparejadas, estas ventajas son tantas y tan variadas que su implementación es indiscutida. Ahora estos conceptos no siempre son claros para las Pymes ya que la desinformación y la falta de entendimiento son moneda corriente en el segmento lo cual dificulta su adopción.

Es por eso que en este breve artículo vamos a despejar todas las dudas que nos han planteado y destacar las ventajas de la virtualización desde la óptica Pyme.

Y por dónde empezar si no por tratar de explicar que es la virtualización.  De manera simple podemos definir a la virtualización como la tecnología que permite que múltiples sistemas operativos puedan compartir el mismo hardware y funcionar todos a la vez compartiendo los recursos disponibles como ser disco, memoria y procesador.

Este simple concepto nos permite describir a su vez la gran cantidad de ventajas derivadas de su utilización, de las cuales destacamos las siguientes:

             Reducción de costos: Simplificar la infraestructura, reducir la cantidad de servidores y computadoras, ahorrar energía y simplificar todas las tareas administrativas representan una gran reducción en los costos de operaciones y mantenimiento de equipos.

             Asegurar la continuidad del negocio: Una buena implementación de virtualización, les permite a las pymes continuar operando aun en situaciones extremas como fallas de equipos o cortes de energía.

             Ampliar la potencialidad del negocio: Cuando las Pymes deciden implementar tecnologías de vanguardia como esta amplían su potencial comercial sin necesidad de una gran inversión en recursos. El uso de herramientas avanzadas de gestión permite transformar los procesos de negocio y aumentar la satisfacción del cliente.

             Simplifica y asegura la protección de la información: contar con la posibilidad de poder respaldar toda la información en un único archivo, y poder volver a operar o restaurar información en cuestión de segundos es sin lugar a dudas una de las grandes ventajas que aporta esta tecnología.

Con respecto a su puesta en marcha comenzaremos diciendo que la inversión que implica la virtualización nunca será mayor que los beneficios obtenidos, pero existen varios puntos relevantes que recomendamos tener en cuenta y analizar adecuadamente.

1.            Definición de objetivos: este punto es crucial ya que permite dimensionar adecuadamente todo el proceso de virtualización en un paso posterior, en ella se definirán que servicios y servidores se virtualizaran, que nivel de servicios se requerirá, cuál será la tasa de crecimiento previsto, como se operara en caso de contingencia, etc.

 

2.            Planificación: teniendo claro los objetivos la planificación permitirá conocer el alcance, la metodología de trabajo, las etapas y   el calendario sobre los que se basará el proyecto.

 

3.            Diseño: En esta etapa se define toda la infraestructura requerida, el equipamiento que puede reutilizarse, como cumplen con los requisitos definidos el plan de pruebas que se llevarán a cabo para validar la implementación

 

4.            Implementación Finalmente la ejecución del proyecto culmina en la puesta en marcha de la plataforma de virtualización adoptada, se validan el cumplimiento de los objetivos fijados, se realiza la transferencia de conocimiento y se monitorea la infraestructura para asegurar su correcto funcionamiento.

Finalmente terminaremos con la siguiente conclusión, las ventajas de la virtualización en las Pymes justifican ampliamente su implementación, y aquellas empresas que así lo hagan darán un salto cualitativo de gran magnitud en su forma de trabajar.